Cocina ancestral en el Cajón del Maipo @kunalka_

Me tomé unos días de vacaciones, pero me quedé en Santiago. ¿Fome? Si piensas así es porque no conoces todo lo que puedes hacer en la ciudad. Lo que más he hecho es disfrutar de la gastronomía, y de casualidad descubrí un lugar que se transformó automáticamente en uno de mis favoritos. Se trata de Kunalka.

IMG_3437

Como iba a hacer calor, con mi pololo decidimos ir al Cajón del Maipo a almorzar y quedarnos un rato en la piscina. Ya habíamos ido antes a un local que queda en la entradita del Cajón que se llamaba El Tucán, y como salimos medio tarde de Santiago nos fuimos directo. Cuando llegamos nos dimos cuenta que tenía otro nombre, pero igual entramos. Cuál fue mi sorpresa cuando empecé a leer la carta…

Kunalka es un ser espiritual que vive en la orilla del lago Galletué que da origen al Bio bío, que vagaba en las aguas y las movía buscando su casa que se había derrumbado.

Kunalka trae la deliciosa cocina mapuche a la Región Metropolitana, quedé maravillada con los sabores. Por un momento me transporté a la región de La Araucanía y me sentí verdaderamente de vacaciones. Me quedé con las ganas de probar el Pulmay, pero hacía mucho calor. El chef a cargo de este gran proyecto es nada menos que el Chef Mapuche José Luis Calfucura.

Cuando llegamos nos recibieron con unas sopaipillas mapuche, una de mis debilidades. Ya también pudimos probar una sopa de chuchoca, una delicia!

Sopaipillas sopa

Algo que me sorprendió es que tienen cerveza artesanal, pedí una con merkén y no me arrepiento. El toque picante y ahumado del merkén se siente en su justa medida. Espectacular, ideal para acompañar cualquiera de los platos.

cervezas

También pedimos jugos, los que son preparados de forma natural en el lugar. No sólo estaba exquisito, la presentación es preciosa.

Jugos naturales

Cuando tuve que elegir qué pedir, ¡fue tan difícil! Todo se leía exquisito, hasta las ensaladas son demasiado tentadoras. Dejé pendiente la Ensalada Huilliche ($ 3.200) para otra oportunidad.

¿Por qué me decidí? Curiosamente lo que más me tentó fueron unas chuletas. Digo curiosamente porque no soy muy fan del cerdo, y como soy mañosa con la preparación nunca pido en restaurantes. El plato consistía en dos chuletas de cerdo apanadas en harina tostada, y como acompañamiento elegí chuchoca cremosa con queso artesanal. Las chuletas estaban espectaculares, bien cocidas pero no quemadas. La chuchoca, realmente cremosa y fresca, perfecta para el verano. También el plato venía servido con un pebre, uno de los mejores que he comido en mi vida. El plato estaba tan rico, que no atiné a sacarle una foto! Lo que es una lástima porque también la presentación es muy bonita.

Realmente, un panorama más que recomendado. Sé que volveré muy pronto a disfrutar de ingredientes tan propios de nuestra tierra que han sido lastimosamente olvidados por esta sociedad moderna.

Horario de atención:

Martes a jueves: 09:30 am. – 20:00 pm.

Viernes a sábados: 9:30 am. – 21:00 pm.

Domingos: 10:00 am. – 18:00 pm.

 

Anuncios

3 comentarios

¿Tienes algo que decir? Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s